FECCOOCYL | 06 de Octubre, 2022

Jueves, 10 Septiembre 2015 10:26

Inicio del curso escolar 2015-2016

Nota de prensa FECCOOCYL

CCOO reivindicará la recuperación de derechos perdidos, la reversión de las privatizaciones, la devolución de los recortes y la paralización de la LOMCE.

 

Aunque en España todo mejora, aunque el crecimiento económico es la “joya del gobierno” y pareciera que estuviera de saldo con la ciudadanía, la situación real nos muestra un inicio de curso plagado, una vez más, de incertidumbres y empachado de una LOMCE que lejos de desaparecer o paralizarse se introduce en el sistema educativo paulatinamente y sin descanso.

 

En lo que respecta a la enseñanza universitaria, el curso pasado se cerró con la aprobación de dos reales decretos por parte del gobierno del PP: el de la acreditación nacional para el acceso a los cuerpos docentes universitarios y el de la creación, reconocimiento, autorización y acreditación de universidades y centros universitarios. Con ellos el PP demostraba una vez más su prepotencia y su absoluto empeño en favorecer la proliferación de universidades y campus privados en detrimento de las públicas, maneras de actuar a las que aunque nos tenga acostumbradas/os no por ello aceptamos.

Por otro lado, la evolución de la matriculación de las Universidades Públicas castellano-leonesas no dejado de disminuir en los últimos cursos y no parece, aunque aún no tenemos los datos finales, que esa tendencia vaya a modificarse este curso. Ese mismo camino nos tememos van a tomar los presupuestos de las universidades públicas y las becas y ayudas al estudio, que igualmente no han dejado de hacer “caída libre” desde al año 2011; tanto becas como ayudas al estudio, han disminuido en su cuantía general y por persona, aunque haya aumentado el número de beneficiarios. Justamente lo contrario ocurre en el coste de la matrícula que, aunque se ha congelado en Castilla y León con respecto al curso pasado, no podemos obviar que su incremento en los últimos años fue el 3º más alto de todas las universidades del Estado (quedando sólo detrás de Madrid y Cataluña).

 

En los que a empleo se refiere, aún no podemos ofrecer datos actuales del número del profesorado, pero lo que sí hemos de recordar es que tanto el Personal Docente Investigador (PDI) como el Personal de Administración y Servicios (PAS) han ido decreciendo desde el año 2008 en las Universidades Públicas en cerca del 10%. Pasando de 6.700 profesores a 5.900 (-12%) y de 3.200 a 3.000 trabajadoras/es del PAS (-6%).


Si pasamos a la enseñanza concertada, ésta inicia el curso con 29 unidades concertadas más, lo que ha supuesto un incremento del profesorado (según datos de la Consejería) de 47 profesionales, pasando de 7.275 profesoras/es en el curso pasado a los 7.322 de éste que comienza (+0,65%). Evidentemente, no será CCOO quien no se congratule del aumento del empleo, pero no es menos cierto que hubiéramos querido un aumento absoluto, al menos, proporcional en el profesorado de la enseñanza pública que tan sólo ha crecido en 85 profesionales, de 26.314 a 26.399 (+0,32%) cuando el curso pasado la enseñanza privada perdió 957 alumnos, fundamentalmente por no poder pagar la cuotas “voluntarias” que sugiere la patronal católica, mientras la Enseñanza Pública ganaba 2.033.


Continuando con la enseñanza concertada, es relevante señalar que CCOO ha vuelto a exigir a la Consejería de Educación en este inicio escolar el pago del complemento de 1º y 2º de la ESO (que sólo si se acude a los tribunales es reconocido) e igualmente, el cobro de la paga de antigüedad de 25 años para el profesorado de centros de Educación Especial en pago delegado. La exigua subida del 1% en la partida de Gastos Variables que manejan las administraciones educativas para abonar, entre otras cosas, esta paga de antigüedad, va a profundizar los problemas de pérdida de derechos que se está produciendo en Castilla y León como consecuencia de lo dispuesto en el VI Convenio mayoritario del sector que, recordemos, CCOO no firmó. Estas reivindicaciones, absolutamente legítimas ambas, no podrán satisfacerse a no ser que se incrementen los presupuestos en materia educativa.

 

No podemos olvidar al Personal de Servicios Educativos Complementarios (PSEC) que en este curso escolar celebrará elecciones sindicales. Este personal tiene la desgracia de llevar más de 9 años con el acceso bloqueado, pues no ha habido oferta de empleo público en todos estos años. Quizás sea este sector el que más se ha visto golpeado por las privatizaciones, tanto de limpieza como de comedores escolares, lo que ha supuesto, como decíamos anteriormente, una congelación profesional. CCOO reivindica la vuelta a la gestión pública de estos servicios privatizados, porque incrementará el empleo, ahorrará dinero a la Administración, mejorará la calidad en el servicio y en los alimentos, potenciará las zonas rurales y permitirá desarrollar de una manera más eficiente la función social en el caso de los comedores escolares (la alimentación del alumnado no puede ser considerada un negocio).

Otro reto al que se enfrenta este sector educativo es la negociación de un nuevo convenio colectivo (tras la denuncia del actual por parte de CGT, CSIF y UGT) en un momento y un escenario político y social que a nadie se nos escapa difícil para la negociación, por no decir infructuoso. CCOO sabe que el actual convenio no es el mejor de los convenios, pero sabe también que, de momento, nada que suponga el más mínimo gasto, será negociable.

 

CCOO ha iniciado una campaña de recuperación de derechos de las/os empleados públicos cuyos ejes principales están, entre otros, en la recuperación de la Oferta de Empleo Público, la recuperación también de la jornada de 35 horas y la devolución de la paga extraordinaria de diciembre de 2012 (de todas/os es sabido que en el ámbito del Estado se ha aprobado la devolución de un 26,2% de dicha paga extraordinaria, pero lo es sólo para las/os empleados públicos de la Administración Central, quedándonos el resto de trabajadoras/es a expensas del gobierno autonómico y de su situación económica. Desde CCOO se ha exigido una reunión urgente de la Mesa General de Empleados Públicos para negociar con la Junta dicha devolución inmediatamente, separando en los Presupuestos Generales de este próximo ejercicio una partida para ello.

 

Y finalizamos esta breve reflexión de inicio del curso escolar con el sector de la Enseñanza Pública no Universitaria, en el que destaca la implantación de la LOMCE en los cursos de primaria que faltaban, en el 2º de la Formación Profesional Básica y en los cursos impares de la ESO y el Bachillerato. La Federación de Enseñanza de CCOO solicitó al anterior Consejero de Educación la paralización en la implantación, demanda que no fue atendida; en este inicio de curso escolar solicitaremos al actual Consejero, Fernando Rey, la misma reivindicación así como una moratoria en la aplicación de esta ley educativa cuyo único y fundamental objetivo es consolidar un modelo social en el que la educación pública sea una política subsidiaria que cercene la atención a la diversidad en las aulas y que exclusivamente proporcione y procure generaciones de mano de obra barata y servil. Ley educativa que supone una marcha atrás en numerosos aspectos educativos tales como las reválidas (con las que se ha pretendido dar la imagen de que puede haber una cierta marcha atrás cuando todo lo referente a dichas evaluaciones externas sigue exactamente igual) o la equiparación de la asignatura de la religión, en un Estado aconfesional como el nuestro, al resto de asignaturas evaluables, lo que nos hace recordar la escuela franquista.

 

Si hablamos de empleo público, como hemos expuesto anteriormente, la Consejería de Educación ha anunciado en la presentación de este curso escolar un incremento de 87 profesoras/es en la Enseñanza Pública no Universitaria; crecimiento que a CCOO se nos antoja del todo insuficiente tras el tajo recibido en este sector desde el curso 2011-2012 (recordemos que el año pasado nos encontrábamos con un déficit de profesorado respecto a dicho curso de 1,676). Si bien es cierto que en el pasado curso pudimos acceder una insuficiente tasa de reposición del 50%, lo que supuso una oferta de empleo público de 441 plazas, no es menos cierto que el incremento del profesorado interino no ha cubierto, ni tan siquiera, las jubilaciones producidas en 2014. Ni que decir tiene que las jubilaciones acumuladas de los años anteriores, en los que o no ha habido oferta de empleo o ésta ha sido del 10%, duerme actualmente el sueño de los justos.

 

A falta de contabilizar los últimos datos sobre empleo que se producirán a lo largo de este mes de septiembre, sí podemos afirmar que un año más nos encontramos con un nutrido grupo de trabajadoras/es, el profesorado interino, que ha aumentado respecto al curso anterior en más de 300 profesoras/es. Destacable, desde el punto de vista negativo, es que además de no disminuir las jornadas parciales, nuestra Comunidad Autónoma sigue alimentando la lista del trabajo precario, inestable y temporal, colocando la tasa de interinidad en cotas ya del 20%, lo que nos separa inexorablemente del acuerdo de la Consejería de Educación con las Organizaciones Sindicales del 5-6% firmado en el año 2006.

 

Para la Federación de Enseñanza de CCOO de Castilla y León es absolutamente prioritario un Plan de recuperación del empleo perdido en el sector educativo durante los últimos cuatro años. Para ello es necesario que la tasa de reposición alcance, al menos, la cifra del 130%, pues una tasa del 100% lo único que conseguiría sería que el problema del empleo no se agrandara y para CCOO es necesario que los efectos de la racionalización del gasto en materia educativa se reviertan, volviendo, en un principio al menos, a las cifras del curso 2011-2012.

 

Asimismo, exigimos la reversión de los recortes y la recuperación de los 421 millones de € que se han detraído de los presupuestos en Educación desde el año 2010. Ello supondría la inmediata recuperación de las condiciones laborales del profesorado que ha sido “castigado” con el incremento de su jornada laboral o el incremento en las ratios del aula o la penalización en caso de enfermedad, etc. Es momento de devolver a las/os trabajadores de la enseñanza su prestigio y su valía, pues de sobra han demostrado su profesionalidad, calidad y responsabilidad. No puede pensar la Consejería de Educación que nos vamos a quedar callados ante un espejismo de mejora respecto al curso pasado, es preceptivo recuperar todo lo perdido y, a partir de ese punto, negociar una mejora en las condiciones laborales.

 

Por último, CCOO exige una vez más la paralización de la implantación de la LOMCE y una moratoria en aquella parte que ya ha sido implantada. Es el momento de negociar, en el seno de la comunidad educativa al completo, una nueva Ley Educativa en la que todas/os participemos y acordemos y que ya ha sido perfilada en el Foro de Sevilla. Este curso estará inmerso en un proceso electoral a finales de año que viene teñido de una enorme expectativa e incertidumbre. No podemos aceptar ni asumir la inercia de los últimos años, pues ello supondría, como venimos exponiendo, el mantenimiento de los recorte realizados. Que sepa Rajoy y su gobierno que “el esta ronda la pago yo” de estos meses no le va a servir para hacer olvidar a la ciudadanía y a las/os trabajadores el elenco de injusticias que hemos padecido. La suerte de la democracia trae consigo la magia de los procesos electorales, donde, que no lo dude el PP, no pasará la “reválida”.

 

Descargar nota de prensa

 

Asesoría de formación en tu empresa en FECCOCYL

FOREM formación en FECCOCYL

Buscador Fundación 1 de mayo en FECCOCYL

CCOO Exterior en FECCOCYL

Otro modelo educativo es posible en FECCOCYL

Publicaciones CCOO en FECCOCYL

Fundación Paz y Solidaridad Serafín Aliaga en FECCOCYL

Gaceta sindical en FECCOCYL

Diario de jóvenes de CCOO enseñanza en FECCOCYL

Boiccoot a la siniestralidad laboral en FECCOCYL

Tu cuota CCOO te da más ocio en FECCOCYL