FECCOOCYL | 16 de Octubre, 2021

Jueves, 19 Marzo 2015 12:21

Cuando los números del bilingüismo no dejan ver el bosque

CCOO cree que debe evaluarse el programa de bilingüismo en los centros educativos porque está provocando la caída de los conocimientos generales del alumnado, al que se separa entre grupos que van bien y otros que tienen dificultades.


Cuando la Junta de Castilla y León habla de bilingüismo suele hablar de números: en el curso 2006-2007 empezaron a implantarse las secciones bilingües en Castilla y León y en el curso 2015-2016 funcionan 579, 44 más que el curso anterior y 147 más que en 2011-2012.

Una obsesión por las cifras que denota la preponderancia de lo cuantitativo y propagandístico sobre lo verdaderamente pedagógico. Porque, por ejemplo, y a pesar de los años transcurridos y de la implantación en un elevado porcentaje de centros, nunca se ha explicitado cuáles son los objetivos de este modelo, que además tampoco ha sido negociado.
Ahora, a dos meses de las elecciones autonómicas, la Consejería de Educación pretende iniciar un proceso de negociación que desemboque en un pacto sobre bilingüismo para la próxima legislatura. Parece evidente que la Junta está “vendiendo la piel del oso antes de cazarlo” y que dicha propuesta tiene poca credibilidad, sobre todo porque, a pesar de las exigencias de la Federación de Enseñanza de CCOO este modelo nunca ha sido negociado.

En opinión de nuestro sindicato el actual modelo ha traído efectos negativos, tanto sobre los propios docentes (desplazamientos y pérdida de derechos de quienes carecen de acreditación, y esfuerzo fuera del horario de trabajo de quienes sí que la tienen), como devaluando los conocimientos en materias fundamentales, mientras no se mejora como debiera el inglés a nivel de conversación, pero, sobre todo separando el alumnado, entre grupos poco problemáticos académicamente y otros con graves dificultades. Sólo hay que observar el número de suspensos de los grupos bilingües y los no bilingües para comprobarlo.

Una evaluación del programa debería tener en cuenta el nivel de conocimientos en las diferentes materias, tanto en las secciones bilingües como en el conjunto del alumnado, además de cómo puede afectar al principio de equidad educativa, qué dificultades organizativas produce en los centros y qué cambios introduce en las condiciones laborales del profesorado.
Porque si los decretos de bilingüismo hubieran tenido como objetivo encubierto diferenciar entre centros bilingües y no bilingües, desde luego lo estarían consiguiendo. Es más barato segregar que bajar las ratios, organizar desdobles o tener profesorado de apoyo. Ese no es el modelo de CCOO. Nuestro modelo educativo es inclusivo, de convivencia de personas y grupos diferentes.
Porque, es cierto que en un mundo más globalizado debemos aprender idiomas extranjeros, a las edades más tempranas posibles, pero para eso basta con tener un profesorado formado, auxiliares de conversación nativos, especialmente en Educación Infantil, ratios sensiblemente menores, además de desdobles, y unos medios técnicos dignos, desde la Federación de Enseñanza de CCOO de CyL exigimos una negociación real sobre el aprendizaje de las segundas lenguas en nuestra comunidad y no otra promesa electoral vacía.

Descargar nota de prensa
 

 

Asesoría de formación en tu empresa en FECCOCYL

FOREM formación en FECCOCYL

Buscador Fundación 1 de mayo en FECCOCYL

CCOO Exterior en FECCOCYL

Otro modelo educativo es posible en FECCOCYL

Publicaciones CCOO en FECCOCYL

Fundación Paz y Solidaridad Serafín Aliaga en FECCOCYL

Gaceta sindical en FECCOCYL

Diario de jóvenes de CCOO enseñanza en FECCOCYL

Boiccoot a la siniestralidad laboral en FECCOCYL

Tu cuota CCOO te da más ocio en FECCOCYL