Jueves, 04 Octubre 2018 13:18

Día Mundial de los y las Docentes: El derecho a la educación implica el derecho a docentes cualificados

Hacen falta 69 millones de docentes más para mejorar los niveles de escolarización en el mundo.Una carta firmada por Unesco, Unicef, OIT, PNUD y la Internacional de la Educación insta a los gobiernos a trabajar para conseguir los casi 70 millones de profesionales más que hacen falta para hacer frente a los problemas inmediatos: falta de escolarización y mejorar la calidad y el acceso.

 

“Para velar por que todos los niños estén preparados para aprender y ocupar su lugar en la sociedad, los docentes deben recibir una formación y un apoyo eficaces que los habiliten para responder a las necesidades de todos los estudiantes, incluidos los más marginados”.

 

Así lo expresaban en una carta conjunta, la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay; el director general de la OIT, Guy Ryder; la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta H. Fore; el administrador del PNUD, Achim Steiner, y el secretario general de la IE, David Edwards, quienes aprovecharon el Día Mundial de los y las Docentes para hacer un llamado a los gobiernos y a la comunidad internacional para que se unan a sus organizaciones en la labor de aumentar la oferta de docentes cualificados en el mundo, cifra que, según las estimaciones, requiere de 69 millones de profesionales más.

 

En el documento, además, hacían mención a las dificultades que trae la falta de profesorado para “lograr una educación equitativa, inclusiva y de calidad para todos, especialmente en los países afectados por la pobreza generalizada y por crisis prolongadas, así como en las regiones en que la población joven crece rápidamente”. Dicha presión social y demográfica está siendo respondida con el aumento de las ratios, con el acceso de docentes poco preparados para ejercer su labor o propiciando que enseñen materias para las cuales no cuentan con los conocimientos adecuados, lo que va en contra de la calidad y la equidad educativas.

 

Dentro de los desafíos principales que reconocen los firmantes están el acceso a una formación inicial de calidad y oportunidades de desarrollo profesional, así como trabajar por la valoración social del profesorado, con mejoras salariales y de condiciones laborales para todos los niveles educativos, reivindicaciones necesarias si queremos alcanzar los objetivos planteados para la Agenda 2030.

 

Buscador avanzado de artículos

 

                              


Instagram FECCOOCYL