Viernes, 20 Abril 2018 13:13

El TC deja pasar una oportunidad histórica para garantizar el reconocimiento real de los derechos fundamentales de las mujeres

La escuela mixta es una condición sine qua non para la coeducación.

La sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que declara constitucional la educación diferenciada por sexo y deja la puerta abierta a su financiación pública, refuerza la LOMCE y supone un paso atrás en términos de igualdad.

 

La Federación de Enseñanza de CCOO considera que la sentencia del alto tribunal responde a una ideología conservadora que defiende la situación de desigualdad entre sexos, en la que las mujeres sufren discriminación e incluso violencia y los hombres obtienen ventaja de esa desigualdad. Para avanzar en nuestros objetivos de igualdad y convivencia, no podemos olvidar que existe un agravio histórico entre hombres y mujeres y que la falta de reconocimiento de los derechos y libertades de estas se reproduce especialmente en la escuela segregadora.

 

CCOO denuncia que la segregación por sexo impide la realización personal y social del alumnado. El sindicato seguirá movilizándose y trabajando para superar las limitaciones e insuficiencias que presenta la sentencia del TC, así como para orientar a niños, niñas y jóvenes hacia una construcción social común y no enfrentada.

 

Tras esta sentencia retrógrada que refuerza la LOMCE, cobra máxima importancia la defensa de la escuela mixta, la única que educa a chicas y chicos de forma igualitaria, proporcionándoles los mismos recursos para su formación, con los mismos derechos y las mismas posibilidades. En definitiva, dejando de lado la segregación y apostando por el reconocimiento real de la igualdad.

 

Buscador avanzado de artículos

 

                              


Instagram FECCOOCYL