Lunes, 05 Febrero 2018 10:00

El funcionamiento anómalo del sistema de becas y ayudas obliga a las familias a adelantar dinero

CCOO denuncia lo que considera un modelo paupérrimo.

El sindicato recuerda que las becas posibilitan el derecho a la educación y denuncia que el Gobierno abandona a su suerte a amplios sectores de la población española.

 

El Gobierno del PP vuelve a faltar a la verdad en sus declaraciones sobre el sistema de becas. En una reciente aparición pública en un programa de televisión, el portavoz del Ejecutivo y ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, volvió a incidir en el discurso de “la quiebra del sistema de beca” que el PP se encontró a su llegada al Gobierno y la extensión generaliza de las mismas: “Nunca hemos tenido tantos becados”, afirmó.

 

La Federación de Enseñanza de CCOO tacha estas declaraciones de meras declaraciones formales carentes de contenido real. Todos los informes presentados en el último trimestre de 2017 por distintos organismos, no partidistas, como ONG y fundaciones que centran una parte importante de su trabajo en el análisis de la situación del sistema educativo y en la elaboración de propuestas, contradicen las últimas declaraciones del ministro de Educación y denuncian las siguientes situaciones:

- Un duro recorte en la inversión en becas y ayudas, que son fundamentales para el ejercicio del derecho a la educación y para asegurar la equidad y la inclusión educativa.

- Un mayor esfuerzo económico de las familias ante la inhibición del Gobierno, que ha fracturado tanto el concepto de gratuidad como el de equidad.

- Disparidad territorial en la inversión de becas y ayudas al estudio y ausencia de coordinación entre las administraciones central, autonómica y local.

- Falta de integración de los y las menores socialmente desfavorecidos.

- Escasa integración entre la educación formal y no formal. Déficits de recursos en comedores, bibliotecas y transportes.

- Funcionamiento anómalo de los protocolos de acceso a las becas y ayudas, que obliga a las familias a adelantar el dinero.

- Opacidad de datos, que en ocasiones se convierten en una barrera a la medición del impacto y a la evaluación de las políticas de infancia, entre las que destacan con nombre propio la educación y las políticas de becas y ayudas.

 

CCOO denuncia una vez más que la limitación presupuestaria condiciona por completo el carácter social de las becas y ayudas en sus distintas modalidades. Y califica de paupérrimo el actual modelo promovido por el Gobierno que abandona a su suerte a amplios sectores de la población española.

Buscador avanzado de artículos